Radiofrecuencia corporal para remodelar tú figura

Radiofrecuencia corporal Valladolid

La radiofrecuencia o diatermia es un tratamiento estético que se emplea para la reafirmación de la piel y la reducción de volumen corporal, de manera indolora y no invasiva.

Técnicamente, la radiofrecuencia genera ondas electromagnéticas que penetran en las capas más profundas de la piel, generando calor interno en la dermis y calentándose la epidermis desde dentro y no desde fuera, para conseguir así, efectos tanto en el tejido graso subcutáneo, como en la piel.

El tratamiento de radiofrecuencia corporal se puede realizar en diversas partes del cuerpo: piernas, glúteos, abdomen, flancos, espalda, brazos y senos. También, se puede aplicar en el rostro, cara, cuello, papada y escote.

El número de sesiones recomendadas a fin de reducir la celulitis o mejorar la flacidez es variable y va a depender del estado de cada paciente y de su nivel de exigencia y compromiso, pero suelen ser entre 6 y 12 en tratamientos corporales. Y la duración del tratamiento suele oscilar entre 30 y 50 minutos. Y es ideal combinarlo con presoterapia.

La radiofrecuencia está contraindicada durante el embarazo y la lactancia, cuando hay cardiopatías graves, alteraciones en la coagulación, cáncer, marcapasos.

Tratamiento de radiofrecuencia corporal

VENTAJAS DE LA RADIOFRECUENCIA EN EL CUERPO

  • Remodela la figura y acaba con la grasa persistente.
  • Mejora el drenaje linfático, reduce por tanto la retención de líquidos. Y ayuda a eliminar toxinas más rápido, mejorando y evitando con ello la piel de naranja.
  • Aumenta la circulación sanguínea en el tejido graso, mejorando el metabolismo y consiguiendo así una reducción del espesor de la grasa y celulitis.
  • Estimula la formación de nuevo colágeno y elastina en las capas internas de la piel, reestructurando el tejido subcutáneo y aportándole firmeza. De esta manera mejora la calidad y grosor de la piel.
  • La alta temperatura rompe las membranas de las células adiposas para liberar grasa líquida, más fácil de eliminar
  • Mejora la apariencia de cicatrices y estrías.
  • Mejora la hidratación de la piel.