La depilación láser, la mejor forma de eliminar el vello no deseado

La depilación láser logra la eliminación del vello no deseado por medio de energía luminica. Esta energía es absorbida por la melanina (color) del pelo, que calienta el folículo hasta destruir el bulbo piloso y así impedir su capacidad de volver  a crear más pelo y sin afectar a la piel.

Es la mejor solución para mujeres y hombres que por estética o salud decidan la eliminación permanente del vello no deseado, alcanzando resultados visibles desde la primera sesión.

El LightSheer DESIRE de alta velocidad combina láser de diodo de vanguardia con tecnología de vacío asistida, es una tecnología eficaz, segura, indolora y rápida, apta para todas las personas y aplicable todo el año que elimina entre un 80% – 90% del vello no deseado.

El tratamiento es realizado por un técnico perfectamente preparado para realizar la sesión y manipular el aparato láser.  Además procuraremos que siempre sea el mismo.

 

 

 

Antes de un tratamiento de depilación láser no debemos exponernos al sol, ni tomar rayos UVA, ni aplicarnos autobronceadores, tampoco decolorar el vello, ni depilar con métodos de arranque (pinzas, cera, «epilady»).

Después del tratamiento es habitual que la zona quede irritada, incluso con algunos poros inflamados, también puede producirse una sensación de escozor, por ello es aconsejable aplicar en la zona tratada aloe vera hasta que la zona se normalice.

Es importante evitar el agua excesivamente caliente durante un par de días, así como desodorantes o productos con alcohol, para que la piel se normalice más rápidamente.